Avilés contará en 2023 con un nuevo parque empresarial en los terrenos de las antiguas baterías de coque

05 DE Agosto DE 2020 | Avilés (Asturias)

Avilés contará en 2023 con un nuevo parque empresarial en los terrenos de las antiguas baterías de coque

Vista área del Parque Empresarial Principado de Asturias (Avilés).

  • Tras la aprobación ayer por el Consejo de Ministros, en enero de 2021 se adjudicará el contrato de redacción del proyecto y ejecución de obras, con una duración prevista de 18 meses
  • El contrato, por valor de 15,6 millones de euros, establece estrictas medidas de respeto al medio ambiente y prevención de riesgos laborales
  • El reciclado y otra valorización de materiales deberá alcanzar, como mínimo, el 70% en peso de los producidos durante la transformación.

La aprobación ayer, por el Consejo de Ministros, de la autorización para contratar la redacción del proyecto y ejecución de las obras de transformación de los terrenos de las antiguas baterías de coque en Avilés permitirá la puesta a disposición del tejido económico asturiano de un nuevo parque empresarial con una superficie neta de 240.000 metros cuadrados en el año 2023.

El contrato, cuya adjudicación por parte del Parque Empresarial Principado de Asturias SME (PEPA) se prevé para enero del próximo año 2021, supera los 15,6 millones de euros y prevé un plazo máximo de 18 meses para la redacción del proyecto y ejecución de obras en dos fases: primero se eliminarán los elementos que presentan más riesgos y la segunda corresponde al proyecto global de demolición, incluida la descontaminación de los terrenos y desarrollo urbanístico de los mismos. 

Dada la importancia de este proceso de transformación, cuyo tamaño (alrededor de 400.000 metros cuadrados de superficie bruta) y complejidad lo convierten en uno de los más importantes acometidos en Europa en las últimas décadas, la empresa pública SEPIDES SME, propietaria de los terrenos, ha promovido la constitución de un grupo de trabajo que coordine la participación del conjunto de instituciones y agentes sociales en la planificación del futuro parque empresarial. Dicho grupo, en el que se integrarán instituciones como el Ayuntamiento de Avilés y el Principado de Asturias, así como la Cámara de Comercio y sectores empresariales avilesinos), quedará constituido el próximo mes de septiembre.

La contratación conjunta de redacción y proyecto y ejecución de las obras de demolición y la enajenación de materiales y residuos de valor positivo viene justificada tanto por la necesidad de vincular al contratista de las obras al estudio y definición de los procesos de demolición desde la fase de proyecto, como por la particularidad de tratarse de unas instalaciones y unos edificios que, por sus dimensiones, características y condicionantes medioambientales, hacen necesario que se aporten soluciones con medios y capacidad técnica propias de las empresas que vayan a llevar a cabo los trabajos. Asimismo, de las instalaciones y de la obra de demolición se obtendrán materiales y residuos valorizables que serán objeto de enajenación y/o reutilización.

El objeto del contrato es la redacción de todos los proyectos y documentos necesarios, así como la ejecución de las obras, para el desmantelamiento de las instalaciones y edificaciones existentes en el ámbito. Se incluye la gestión de todos los permisos y licencias, la coordinación de seguridad y salud en fase de proyecto y la obtención de los certificados finales de obra y de gestión de residuos. El objeto contempla adicionalmente la enajenación de los materiales y residuos de valor positivo.

Para la elaboración de los pliegos, se ha tenido en cuenta la información generada en el informe de “Estrategia de desimplantación y desmantelamiento de Baterías de Cok”, redactado por  la empresa Ingeniería, Productividad y Sostenibilidad, S.L. en junio de 2019 y actualizado en marzo de 2020. También ha sido determinante la colaboración de Arcelor Mittal España y el equipo de personas que han trabajado conjuntamente con los técnicos de Parque Empresarial Principado de Asturias S.L. S.M.E.

El procedimiento de adjudicación es abierto sujeto a regulación armonizada. El contrato tiene un valor estimado de 15.678.896,98 euros más IVA. Este importe incluye los honorarios de redacción de proyecto por 160.000 euros.

Para la enajenación de los materiales y residuos de valor positivo se ha establecido el importe base de enajenación por debajo del cual no se admitirán ofertas, que asciende a 7.154.022,32 euros más IVA.

El sistema de determinación del precio será a tanto alzado y a precio cerrado. El órgano de contratación garantizará el acceso al ámbito a las empresas interesadas en presentar oferta, mediante un calendario programado de visitas a lo largo del mes de septiembre, para que estas puedan obtener la información necesaria para la elaboración de la misma. Para que sean admitidas las ofertas, además de visitar el emplazamiento, será obligatorio haber solicitado y analizado la documentación complementaria a los pliegos que se pone a disposición de los licitadores.

El plazo de ejecución total es de 18 meses a contar desde la firma del contrato que se prevé para finales del mes de enero de 2021. La redacción de proyectos se plantea en cuatro meses. Las obras se deberán ejecutar, a priori, en dos fases. 

En la fase 1 se llevarán a cabo aquellas actuaciones más relevantes destinadas a evitar los riesgos medioambientales y para la salud, derivados del estado de parada segura en que se encuentra la instalación. En la fase 2 se realizará el resto de trabajos de derribo y demolición. La duración de cada fase dependerá del planteamiento que haga el adjudicatario en su oferta y proyecto. No obstante, cada fase deberá comenzar en cuanto se disponga de las autorizaciones correspondientes y la finalización de la obra no podrá ser posterior a 13 meses desde que se obtenga la licencia de obras para la fase 2.

PEPA tiene contratada de manera independiente la redacción de la documentación necesaria y tramitación de la evaluación de impacto ambiental simplificada que se va a iniciar en paralelo a esta licitación. El adjudicatario deberá tener en cuenta las conclusiones del informe de impacto ambiental en la redacción de sus proyectos para la aprobación de los mismos por el órgano sustantivo. Se facilitará la documentación a los licitadores a medida que se disponga de ella.

En cuanto a los criterios de adjudicación y solvencia se han definido buscando la garantía de obtener la mejor relación calidad precio.

Se exige al contratista el máximo respeto y cuidado del medio ambiente, así como en prevención de riesgos laborales y medioambientales, obligando que incluya en sus equipos tanto de obra como de redacción de proyectos expertos en medio ambiente y en prevención de riesgos. El contratista también deberá disponer de asistencia sanitaria permanente en obra.

Condiciones especiales de carácter social y medioambiental

Entre las condiciones especiales del contrato se incluyen medidas de carácter social y medioambiental.Entre las primeras, destaca la exigencia de contar con un 20% de trabajadores fijos y el estricto cumplimiento de la legislación de prevención de riesgos laborales.

Desde el punto de vista medioambiental, con el propósito de minimizar la generación de residuos y fomentar la economía circular de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, la empresa adjudicataria deberá efectuar la máxima valorización posible de residuos. 

Igualmente, la cantidad de residuos no peligrosos de construcción y demolición destinados a la reutilización, el reciclado y otra valorización de materiales deberá alcanzar, como mínimo, el 70% en peso de los producidos durante las obras de demolición. Además, el contratista –que estará obligado a suscribir una póliza de responsabilidad medioambiental-- deberá presentar una memoria de sostenibilidad con carácter mensual y una final en la que se dé cuenta del cumplimiento de estos requisitos. 

Durante las obras se exige mantener permanentemente en servicio los accesos y suministros a la parcela de la planta biológica de tratamiento de aguas y a estudiar todas las interferencias posibles para prevenir riesgos y preservar la seguridad de las personas y las cosas. 

Conservación de edificios

Aunque según las conclusiones del informe del estado actual de las edificaciones y otros elementos de la planta encargado al efecto, inicialmente se plantea la demolición de todos los edificios e instalaciones existentes sobre rasante actual (con la excepción de la parcela de la planta biológica de tratamiento de aguas, por razones de salud y seguridad), la redacción del proyecto deberá prever la posibilidad de que no se demuelan aquellos elementos que PEPA determine, en función de los acuerdos que se puedan alcanzar, como por ejemplo, el gasómetro que se ubica en la parcela de cesión al Ayuntamiento, o los almacenes generales, sobre los que existe interés por parte de la Cámara de Comercio. 

Por la singularidad, complejidad y significancia de esta actuación, se incluye en el contrato la realización de un reportaje de vídeo y fotográfico, que recogerá las fases más significativas del proceso desde el inicio de las obras hasta la finalización de las mismas, describiéndose la situación de estas, datos generales, procesos de ejecución, etc.  

Una vez autorizado el expediente por el Consejo de Ministros se iniciarán formalmente los trámites para licitar el contrato, por lo que se procederá a realizar las publicaciones necesarias tanto en el Diario oficial de la UE como en la Plataforma de Contratación del Sector Público y el BOE.

Este contrato podrá ser cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), para lo cual PEPA está realizando las gestiones oportunas.