SEPIDES: the Fund for Dependency Support closes the current call with 16 projects, financed with 29 M€

23 September 2021 | Madrid

  • Este apoyo financiero promueve la contratación de 294 empleos directos en centros residenciales y 4.864 en prestación de servicios SAADSS concertados con Administraciones Públicas

El Fondo de Apoyo a la Dependencia, gestionado por SEPIDES, abrió el 3 de mayo un nuevo plazo de presentación de solicitudes que se cierra el próximo 30 de septiembre, a las 14.00 horas. El Fondo está destinado a empresas y entidades que presenten proyectos de infraestructuras y/o servicios que precisen financiación con cargo al Fondo de Apoyo para la Promoción y Desarrollo de Infraestructuras y Servicios del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia y de los Servicios Sociales (Fondo SAADSS). 

Los 16 proyectos financiados hasta el momento generarán 26 millones de euros en inversión en infraestructuras y tecnología del sector de dependencia y servicios sociales y financian servicios SAADSS por importe de 80,45 millones de euros concertados con las Administraciones públicas. 

Las líneas de financiación son préstamos ordinarios y préstamos participativos con un plazo máximo de amortización hasta 31.12.2028 y un plazo de carencia de amortización de principal de hasta tres años, incluidos en el plazo máximo. 

La financiación a conceder se sitúa entre un importe mínimo de 500.000 euros y máximo de 4.000.000 euros por proyecto de inversión y/o financiación de incrementos de facturación vinculados a prestación de servicios SAAD o a Servicios Sociales.

Los interesados pueden encontrar toda la información necesaria para presentar sus proyectos en la web: http://fondependencia.sepides.es/.

Fondo SAADSS

El Fondo SAADSS -dotado presupuestariamente por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030- constituye una firme y decidida apuesta para promocionar la inversión productiva, potenciando la colaboración entre el sector público y la iniciativa privada al proporcionar apoyo financiero a las empresas del sector de dependencia y servicios sociales introduciendo liquidez en el sistema, lo que acredita al Estado como agente dinamizador de la economía en un sector con un importante potencial de crecimiento y creación de empleo, propiciando el incremento de infraestructuras y servicios necesarios para proporcionar una adecuada atención a las situaciones de dependencia y servicios sociales.